miércoles, 27 de agosto de 2008

La Violencia Doméstica


La Violencia Doméstica afecta a hombres y mujeres de todas las edades, razas, religiones y niveles de ingresos. Cada día el porcentaje se incrementa de los hogares que experimentan alguna forma de violencia.

La Violencia Doméstica, es una conducta aprendida en el hogar. Si queremos terminar con la violencia, debemos desaprenderla. El alcohol y otras drogas desempeñan un rol en muchas situaciones de violencia doméstica.

Esta violencia se manifiesta en abuso conyugal, maltrato hacia los niños, abuso sexual a niños y niñas, maltrato a los ancianos, maltrato a los padres por parte de los hijos o violencia entre hermanos.


El Ciclo de la Violencia. 
Leonor Walker, autora de The Batterred Woman, ha encontrado, conversando con muchas mujeres y hombres sobre sus relaciones, que existe un claro ciclo de la violencia que cada pareja experimenta a su propio modo

Primera Fase: Acumulación de tensión. 
Durante esta fase existe una tensión que puede tener resultados de las constantes discusiones, del silencio con que se trata, o de la combinación de ambos. A veces aparece una violencia menor, otras veces no. Esta etapa puede durar desde días hasta años. La tensión se acumula y acumula, hasta el momento de la explosión.

Segunda Fase: Explosión, episodio de golpes.
Esta etapa es acerca de la cual leemos en las noticias policiales de la radio, TV y periódicos. La violencia puede consistir en puñetazos, patadas, mordeduras, cachetadas, intentos de estrangulamiento, empujones, roturas de brazos y nariz, ojos amoratados o ataques con objetos pueden lastimar seriamente.

Esta fase puede durar minutos o días. La violencia termina porque la mujer se va, porque se llama a la policía, porque el hombre toma conciencia de lo que está haciendo, o porque alguien necesita ser hospitalizado.

Tercera fase: Luna de Miel, período de tregua y calma amorosa.
Durante esta etapa el hombre generalmente pide disculpa por lo que ha hecho. El está muy arrepentido. Puede comprarle flores y regalos, prometerle que nunca volverá a pasar, y a veces rogarle que lo perdone.

La mujer generalmente lo perdona porque quiere creer que nunca volverá a ocurrir, aunque sabe que sí ocurrirá. Esta etapa se ira debilitando y la tensión de a poco volverá a acumularse. Y así continua el ciclo maligno.

Cuando hablamos de violencia doméstica podemos estar aludiendo a cuatro tipos deferentes de violencia:
1. La violencia física.
2. La violencia sexual.
3. La destrucción de propiedad y mascotas.
4. La violencia psicológica.

La violencia, es sólo una de las formas de expresar el enojo. El no controlar la ira, puede significar la pérdida de una relación o puede ser arrestado y perder su libertad, y definitivamente, el enojo es una demostración de no quererse a sí mismo. 

La Violencia Doméstica, un comportamiento aprendido
• Aprendido a través de la observación.
• Aprendido a través de la experiencia y el reforzamiento.
• Aprendido en la comunidad: escuela, grupos de personas, etc.
• Aprendido en la cultura.
• Aprendido en la familia.

Si usted se ha sentido identificado con este artículo, busque ayuda profesional lo más pronto posible.

Dr. Luis L. Gavin
Asesor de Desarrollo Humano y
Ministerio Familiar
Avc_2mil@yahoo.com